Portada del ABC con imagen del papa. Noizze Media

¿Cómo titular e ilustrar una noticia?

La decisión del papa Benedicto XVI de renunciar al Pontificado a partir del próximo 28 de febrero ha despertado interés en todo el mundo. Así al menos lo recogían las portadas de los diarios de todo el mundo al día siguiente. Un rápido ejercicio para comparar portadas, títulos y fotografías le llevan a uno a preguntarse ¿cuál es el criterio para titular e ilustrar una noticia de portada? Es decir, como la mayoría de las veces en el mundo periodístico / de la comunicación, se produce un hecho (una persona anuncia que renuncia a su cargo) y se generan infinidad de interpretaciones en forma de titular y fotos de portada. Llama la atención el hecho de que hubiera periódicos que no se hicieran eco de la noticia (en este sentido, no destronará a Obama como rey de las portadas), algunos de países mulsulmanes principalmente. Aunque lo cierto es que la noticia fue recogida por medios independientemente del credo de sus países. Repasando titulares, la mayoría coincidían en señalar que se trataba de una noticia que cogía a la mayoría de la gente con sorpresa (“shock”, “unexpected”, “rara”, “inesperada”… e incluso “drama”). Y la gran mayoría aprovechaba para hacer juegos de palabra. Por ejemplo frente al titular objetivo y neutral del Diario de Jaén que decía “El Papa renuncia”, nos encontramos con otros que hablaban de “Tira la toalla”, “Renuncia”, “Se marcha”… aunque era El Mundo el que hacía un análisis más rebuscado, en referencia a la tradición de que rompía la tradición papal de morir en la Cruz. Otro aspecto que llama la atención al comparar las portadas era el de la foto para ilustrar la noticia. La mayoría de los medios usaban una foto de espaldas del papa y los que hablaban en sus titulares de “carga”, “cansancio” apostaban por mostrar a Benedicto XVI en actitud cansada. Otra elección curiosa fue la de los medios que eligieron la foto del rayo sobre la cúpula de San Pedro que esa misma tarde cayó sobre el Vaticano. Y también cabe resaltar la portada del Die Tageszeitung que hacía una composición muy celestial, con fondo blanco, unas sandalias sin dueño y el titular “Gott sei dank”. Por último, y por ahondar en la pregunta que nos hacíamos al principio, algunos medios se diferenciaron del resto al aventurarse ya a hablar del próximo papa. Es decir, la noticia ya llevaba circulando todo el día en medios digitales y redes sociales, porque lo que algunos medios (también “barriendo para casa”) daban por sabida la noticia de la renuncia y lanzaban la pregunta obvia: “Será él el siguiente”. Como por ejemplo el Calgary Sun, el Hora de Santa Catarina o el Philadelphia Daily News. En resumen, las portadas de la renuncia de Benedicto XVI son un claro ejemplo de que no existe una sóla forma de explicar a los lectores el quién, qué, cómo, cuándo y por qué de las cosas.