La culpa fue de la nube… sí, de la nube

Cantaba Gabinete Caligari a finales de los ochenta aquello de que “la culpa fue del Cha-cha-chá”. Esta semana la culpable de acaparar muchos titulares, dejando de margen las noticias sobre la situación en Cataluña, la exhumación de Franco o la precampaña electoral, será la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que va a afectar a toda la Península Ibérica. Si bien es cierto que no somos expertos en cuestiones relacionadas con la climatología, no es menos cierto que en las últimas semanas también hemos estado acaparando noticias de la mano de otra nube. No de la que se forma por la condensación de vapor de agua sino por la concentración de servidores en un datacenter.

Por ejemplo, el que tiene acens en Alcobendas y que ya hemos mostrado a los medios en diferentes ocasiones, como este reportaje que hizo Innova+ a raíz del RGPD. Los últimos en hablar sobre cloud y las oportunidades que supone para diferentes negocios ha sido Antena 3, que titulaba en una pieza de sus informativos “¡Adiós a las aulas! La universidad ya está en la nube”.

Y es que la nube está muy vinculada con el ámbito de la universidad, la investigación y el desarrollo (I+D). Por ejemplo, la combinación de cloud y big data permitirá en el futuro que las gafas inteligentes de Retiplus ayuden a los investigadores de la comunidad oftalmológica a estudiar sobre las patologías de baja visión.

En el desarrollo de esta tecnología ha participado la consultora Syntonize con el  objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas con algún tipo de deficiencia visual por baja visión. La noticia la recogía la sección de Innovadores de La Razón, que recordaba que 217 millones de personas en el mundo sufren alguna patología relacionada con la baja visión, según la OMS.

También de cloud, big data e inteligencia artificial venimos hablando desde hace algunas semanas con los portavoces de Paradigma Digital mediante distintas entrevistas con periódicos y medios digitales. Así, el Diario Sur, en una noticia que publicaban el resto de medios de Vocento, hablaba sobre tecnología para salvar el planeta.

La nube también la hemos abordado desde el punto de vista de la seguridad. Al haber más empresas en la nube surgen nuevas amenazas e intentos por parte de los cibercriminales para acceder a información de las compañías. Para ayudar a prevenir estos ataques nace el Threat Hunting, que es “el proceso de búsqueda proactiva e iterativa a través de redes, para detectar y aislar amenazas avanzadas que evaden las soluciones de seguridad existentes. Josep Albors, responsable de Concienciación e Investigación de ESET en España, estuvo hablando con Dealer World sobre esta tendencia.